Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ríos Rosas’ Category

Como sabéis la filosofía de este blog es la de hablar sólo de los sitios que nos parecen interesantes y que recomendaríamos sin ninguna duda a nuestros amigos. Por eso nunca escribimos sobre restaurantes que nos han decepcionado.

Puede suceder, como en todo, que el día que vayáis a un sitio que os hemos recomendado no estén muy finos y no tengáis la misma opinión que nosotros, o al contrario, que nos hayáis insistido en ir a conocer un local y luego los decepcionados hayamos sido nosotros.

Por eso, para escribir esta entrada hemos tenido nuestras dudas. Nos habían hablado maravillas de él, es un proyecto de los dueños de Sudestada y Chifa (con lo cual la expectativa era alta) y como lo tenemos cerca de casa era un lugar al que íbamos a acudir en cuanto pudiéramos. Pero a una mitad de Punt le gustó mucho y a la otra, curiosamente la que escribe, no le convenció mucho. Así que para seáis vosotros mismos los que le deis una oportunidad y decidáis si os convence o no, aquí va nuestra reflexión sobre Picsa.

Para empezar, Picsa es un restaurante de pizzas argentinas. ¿Y como son las pizzas argentinas? Pues están a medio camino entre las masas finas italianas y las gruesas masas estadounidenses. Las argentinas necesitan menos fermentación y éstas en concreto reposan 24 horas, se cuecen dos veces y en lugar de la base tradicional de queso mozzarella llevan una mezcla (¡secreta!) de tres quesos.

El local está decorado a modo industrial. Azulejos blancos, fluorescentes en el techo, la cocina a la vista… Engaña un poco porque es muy luminoso y da la sensación de amplitud, pero no hay espacio para muchos comensales y se llena enseguida. Si no quieres esperar, puedes pedirlas para llevar.

La carta no es muy amplia y para mi horror todas las pizzas llevan aceitunas (¡sí, soy de las pocas personas que odian las aceitunas, qué le voy a hacer!). En Argentina es típico compartir la pizza, por lo que el tamaño de éstas está pensado para dos personas. También se pueden pedir porciones sueltas o que cada mitad tenga un sabor diferente.

Para abrir boca elegimos la fainá. Una masa de harina de garbanzos, con carne curada, rúcula y vinagreta de Pedro Ximénez. Estaba buena, sí, pero me parece muy caro cobrar 5 € por esta porción. Además, la exagerada cantidad de rúcula enmascaraba el sabor de la carne.

Después pedimos una mitad de pizza con queso azul y setas y la otra mitad Napolitana (tomate, berenjena, albahaca, queso y aceitunas).

La masa estaba muy buena: esponjosa, más parecida a pan y no tan saciante como parece a simple vista. Aunque con estos dos platos tuvimos más que suficiente.

Me gustó que no fueron nada tacaños a la hora de añadir los ingredientes, pero me pareció que el queso azul se comía el sabor de las setas. La mitad Napolitana me gustó más (a pesar de las aceitunas).

A su favor: la masa (decididamente, sí), la cantidad de ingredientes y que tienen cervezas La Virgen (una grata sorpresa siempre). Pero, pero…

No sé porqué, no me entusiasmaron. No salí deseando volver pronto. Sin embargo, como os decía, a la otra mitad de Punt le encantaron. Así que sólo puedo deciros: id y probad. Ah, ¡y luego me lo contáis!

 

 

Picsa
Calle Ponzano, 76
Teléfono: 91 534 10 09
FacebookPicsa

Read Full Post »

ACTUALIZACIÓN: Desgraciadamente han cerrado

En  pleno barrio de Rios Rosas, algo escondido de miradas ajenas se encuentra este restaurante, en el que diseño y  buen gusto se dan la mano, en todos los sentidos. Su fachada pasa un poco desapercibida entre los edificios residenciales de la zona y si no fuera por la pista indudable de la carta en el exterior, no pensaríamos jamás que al otro lado hay un restaurante. Sin embargo, en cuando traspasas la puerta la situación cambia.  Al otro lado, un local dividido en dos alturas en el que el diseño lo domina todo, moderno y elegante a la vez. Y donde la carta y el buen servicio terminan por completar una experiencia fantástica. No es de extrañar que de un tiempo a esta parte se haya convertido en uno de los restaurantes de moda.

Al frente de la cocina de Brookei se encuentra Alfonso Sánchez, quien ha definido una carta muy interesante, en la que se “fusionan” (ya sabéis que ahora todo es “cocina fusión”) los  productos mediterráneos de temporada.  Dicen que entre sus platos se encuentran verdaderas joyas.

Para abrir apetito: la casa recomienda el tomate Chicote (en honor al maestro) con burrata, el tataki de presa ibérica con vinagreta de trufa, las croquetas de choco con alioli, la ostras en tempura fina con ají amarillo o, lo que pedimos nosotros, los langostinos tigre en tempura con mostaza kona karashi (?). Un poco picantes para mi gusto, pero muy interesantes.

Como platos principales encontramos sorpresas como el steak tartar de toro con huevo trufado (de los mejorcitos que hemos probado), la raya frita con tomatitos especiados, el atún rojo con verduritas encurtidas o la hamburguesa de buey con parmesano. Además del steak tartar (que lo preparan a la vista del comensal), apostamos por la falsa lasaña de pato con puré de patata y cassis. Un acierto los dos.

Si tienes fuerzas para probar los postres, encontrarás sorbete de cítricos, tartar de frutas frescas, queso Lázaro con  sopa de frutos rojos y amaretto  o, con frutos rojos, nuestra elección.

A pesar de mi suposición de que su emplazamiento no le iba a favorecer, en menos de un año Brookei se ha hecho ya con un nombre propio.  Desde luego, si está concebido para entrar por los ojos, lo ha logrado. Pero lo mejor es que, además, entra por el paladar.

Brookei
C/ Espronceda, 34
Teléfono: 91 441 05 01
restaurantebrookei.com

Fotos: Punt / madriddivino

Read Full Post »

Con este nombre, no creo que haga falta explicar qué tipo de comida sirven en el restaurate Korea. Pero quizá sí comentar cómo es la  cocina coreana. Para algunos es una mezcla entre la cocina china y la japonesa. Es cierto que coincide con ambas en muchos aspectos, pero tiene su identidad propia. Para empezar, les encanta el picante. Hay que tener cuidado al pedir, porque todos los platos pican… un poco. Si no eres muy amigo del picante, confirma antes de elegir, no te vayas a llevar una sorpresa desagradable. Por otro lado, la cocina coreana utiliza muchas salsas y especias: jengibre, chile, soja, pasta de miso, sésamo, etc. Apenas tienen productos fritos. Prefieren cocinarlos al vapor, escaldarlos o asarlos, antes que freirlos.

Tradicionalmente, el arroz es el plato principal, al que acompañan todos los demás. No existe un primero y un segundo, como en occidente, suelen servir arroz y sopa, acompañados de entre 3 y 12 platos, y un plato fuerte que se comparte (generalmente un estofado). Sin embargo, en Korea la carta se ha adaptado y podemos encontrar la común división de entrantes, platos principales y postres.

Korea se encuentra cerca de Nuevos Ministerios. El local, dividido en dos plantas, es pequeño. En su decoración destaca la madera y las láminas de inspiración japonesa (?) que cubren sus paredes. Lo cierto es que una actualización no le vendría nada mal, porque se ha quedado un poco anticuado. Pero su comida, que es lo que nos interesa, no tiene nada de anticuada.

Como entrantes podemos encontrar platos tradicionales como el Kimchi (col fermentada), Meun Guk (sopa picante), Oching Oh Jecal (calamares crudos con salsa picante) o ensalada de medusa y pepino. Y como plato principal cuentan con la típica barbacoa coreana. Es decir, en cada mesa existe una plancha en la que el comensal ve directamente cómo se prepara el plato (lo puedes hacer tú mismo, o bien te lo siguen los camareros). En ella se preparan diversos platos a base de carne, pescados, mariscos y verduras como el Bul Go Gui (lomo con verduras a la plancha), Sun Chon Dak Galbi (pollo, verdura y tallarines a la plancha) o el Bul Nak Chi Gui (pulpito con ternera).

Korea es uno de los restaurantes asiáticos más antiguos de Madrid. Su clientela la componen familias coreanas (lo cual siempre es un buen indicador) y numerosos habituales. El trato de los camareros es más que amable. Contestan a todas las dudas, aconsejan, te guían a la hora de emplear la plancha… Vamos, un acierto si lo que buscas es algo exótico, donde sorprender y sorprenderte.

 

Korea
C/ Cristobal Bordiú, 59.
Teléfono: 91 554 20 34

 

Fotos: www.guindilla.eu

Read Full Post »

Picanha

Carne, carne y más carne. Si os gusta esta receta debéis conocer el restaurante Picanha. Un restaurante brasileño especializado en picanha que, para el que no lo sepa, es una de las partes más sabrosas de la ternera. La picanha es una especie de bolsa ovalada de carne que viene recubierta de una capa de grasa blanca y se encuentra en la parte trasera de la ternera. Esta parte es considerada la mejor de la ternera sobre todo para hacer a la parrilla. Algunos lo equiparan al solomillo.

Picanha

Había oído muchas veces hablar de las carnes brasileñas, del rodicio, de la picanha, pero nunca lo había probado hasta hace poco que visité el restaurante Picanha. Y salí muy contento de haberlo probado y entusiasmado con este descubrimiento. Nada más entrar nos ofrecieron una caipirinha o caipirosca que no pudimos rechazar. Sabiendo que el restaurante es brasileño suponíamos que la prepararían bien y así fue. La carta del restaurante se basa principalmente en la picanha; como platos principales solo tiene picanha de carne, de pescado (mero), light (que es un plato de picanha en lugar del “buffet” de carne) y picanha a la sal. Como véis, los principales no son muy variados, pero hay que decir que todos, salvo el light -que trae rúcula, mozzarela y mostaza-, vienen acompañados de ensalada, patata asada, salsas y arroz. Queso provoletta, carpaccio, champiñones y varios tipos de ensaladas completan la carta.

He de decir que, dejándonos aconsejar por el camarero, solo pedimos la picanha ya que viene con guarnición suficiente. Además, la picanha la sirven en una pequeña fuente con tapa para que conserve el calor, con la carne ya cortada y puedes repetir las veces que quieras.

Si hablamos de precio, me pareció barato para ser “sin límite de cantidad” y comparándalo con lo que tenía pensado que costaban los restaurantes brasileños por referencias ajenas. Lo único que no me gustó es que te cobran sin avisar el aperitivo que sirven.

Como nota curiosa, el restaurante tiene en cada mesa un “avisador” para llamar al camarero o pedir la cuenta. De todas formas, su uso creo que no es necesario porque los camareros se mostraron muy atentos durante toda la cena.

En cuanto al local, a pesar de no ser demasiado grande está bastante bien aprovechado y permiten comidas o cenas de grupos. Incluso tienen preparados varios menús para grupos. Nosotros fuimos sin reservar, pero aconsejan ir con reserva. Era pronto y tuvimos suerte. Además del local de Madrid, tiene otros dos en Portugal, uno en Lisboa y otro en Belem.

El restaurante Picanha es un buen restaurante para los amantes de la carne jugosa sin límite de cantidad.

Picanha
Modesto Lafuente, 15
Teléfono: 91 399 14 75
modestolafuente.picanharestaurantes.com

Foto: msgomez

Read Full Post »

Il Pastaio

 

¿Un italiano en el que no sirven pizza? Parece de locos, pero es cierto, se puede vivir sin pizza y se puede disfrutar de la auténtica comida italiana sin recurrir a ella.

Me habían recomendado muchas veces un pequeño local  que está en la calle Ríos Rosas, pero por aquello de que “es muy difícil encontrar mesa”, “hay que reservar con antelación” y comentarios por el estilo siempre lo iba dejando para mejor ocasión. Al final, hace unos días, tras descubrir que había cerrado el restaurante al que pensaba acudir (maldita crisis), decidí acercarme por si, por un milagro, tuvieran una mesa libre. No sé si hubo intervención divina o no, pero tuve suerte. Todas las mesas estaban reservadas excepto una pequeñita, al fondo. Perfecto.

Lo primero que me llamó la atención fue la decoración: sencilla, familiar y sin grandes pretensiones. Claro, me habían hablado tanto de este sitio que yo me esperaba algo más presuntuoso.  Lo siguiente que me sorprendió fue la carta. Además de no ser muy extensa (algún entrante y pasta), como he dicho al principio ¡no tiene pizzas! Que no es que tuviera antojo, pero es que debe ser el único restaurante italiano que no ofrece pizzas. Pero ni falta que les hace.

Aquí no hay lugar a error, el plato estrella es la pasta. Si vienes buscando risottos, pizzas u otros platos, no los encontrarás. En Il Pastaio del Vecchio Mulino preparan ellos mismos la pasta. La hay fresca al huevo y rellena. La casa recomienda los tagliatelle con trufa  y los medallones rellenos de jamón con salsa de nueces, que la verdad tanto el uno como el otro estaban buenísimos.  Lo que sí encontrarás son postres caseros como el tiramisú, la pannacotta, sorbetes variados y profiteroles. Y para rematar, todo ello a muy buen precio.

Además del restaurante, muy cerca se encuentra la tienda del mismo nombre en la que ofrecen pasta fresca que elaboran diariamente (hasta 30 tipos diferentes) y otros productos típicos italianos (embutidos, especias, salsas, conservas y bebidas).

Il Pastaio del Vecchio Mulino
C/Ríos Rosas, 49
Teléfono:91 554 29 25

C/Pradillo, 30
Teléfono: 91 519 32 48

Tienda: c/Ríos Rosas, 39.

Read Full Post »