Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Alonso Martínez’ Category

Hace mucho tiempo que me vengo lamentando de no encontrar buenos restaurantes italianos. La verdad es que cada vez me dan más pereza. Todos ofrecen lo mismo. Puedes ir con los ojos cerrados al 80% de restaurantes sabiendo de antemano qué te van a ofrecer. Y no hablemos de la calidad regulera… Sobre todo si pienso en las pizzas. Que levante la mano quien encuentra DE VERDAD masas o combinaciones diferentes que estén realmente buenas. Y, ¿qué me decís de los tiramisús? Pedir uno es como jugar a la ruleta rusa. La mitad de las veces son meros bizcochos con cacao que dejan mucho que desear.

Por eso, reconozco que no las tenía todas conmigo cuando decidí darle un voto de confianza a este restaurante. Pero la carta que aparecía en su web presagiaba al menos algo diferente.

Este Mercato Ballaró está especializado en platos sicilianos y del sur de Italia en general. Y, oh sorpresa, su plato fuerte no son las pizzas en horno de leña.

El restaurante está divido en dos ambientes. El de la planta de arriba, donde hay una carta más elaborada -y cara-, y el de la planta baja, con una oferta más sencilla e informal en la que se pueden pedir medias raciones. Como ya sabéis ahora vamos pegados a un carrito de bebé, así que  no había duda: planta baja.

Para empezar, la carta hablaba de empanadillas de queso siciliano y tomatitos, alcachofas fritas, embutido, sardinas rellenas… Nosotros pedimos los rollitos de berenjena y calabacín rellenos de queso ahumado y mozzarella. Para mi gusto fue el plato más soso de todos, pero aun con todo estaba bueno.

(Es una pena no poder ilustrarlo con fotos pero es que me robaron la cámara pocos días después -ains- y claro, no las conservo.)

Seguimos con uno de los que más nos gustaron: la caponata siciliana con burrata (pisto de berenjena con queso burrata) y una media ración del único plato de pasta que probamos: unos taglionis con zumo de Sicilia. Una mezcla de zumo de naranja y limón que les daba un toque amargo. Como era media ración y para compartir se dejaban comer, pero a mí me hubiese costado tomarme la ración entera.  Me gustan los sabores fuertes y ácidos, pero este era demasiado amargo.

De segundo huimos de la pasta y nos decantamos por el tartar de atún, que llegó con la yema entera para que el comensal la rompiera y mezclara con la carne, carrillada de ternera y el mixto frito (una selección de la típica fritanga de la región: panelle-tortitas de garbanzos fritos-, cazzille-croquetas de patata y menta- y arancinette -bolas rellenas de arroz-). Me encantaron las arancinettes y las croquetas, pero es un plato que llena muchísimo.

Y ahora es cuando lamento de veras no poder mostraros fotos de los postres. Porque no solo entraban por la vista, sino que encima estaban todos muy buenos. Empezando por el tiramisú que en este caso fue un acierto, la panna cotta de frutos rojos, una tarta de queso con mermelada tomate que estaba muy rica y una tarta de chocolate con naranja amarga que no le iba  a la zaga.

Supongo que tendré que volver. Aunque sea para haceros unas fotos y que lo podáis ver, ¿no?

Mercato Ballaró
Calle de Santa Engracia, 24
Teléfono: 91 310 16 18
mercatoballaro.com

Read Full Post »